Reencontrándome con mi pasión

tonibajabio

Qué bien sienta volver a crear, a sentir, a inspirarme…… Tras un parón obligado que me ha impuesto la vida me pongo de nuevo en marcha con más entereza y fuerza que nunca.

Desde este rincón quiero compartir con vosotros, y de la manera más próxima, mi biografía gastronómica, experiencias, creaciones, nuevos retos, etc.

Esto de sentarse e intentar escribir mi pequeña historia parecía sencillo. ¡Madre mía! ¡Con lo fácil que resulta dar “forma literaria” a una receta!

Como ya sabéis los que me conocéis, mi pasión es cocinar, así que se me ocurre que quizá lo mejor sea intentar deslizar la pluma sobre la mesa de la cocina. En este espacio de pocos metros cuadrados, es donde me invade siempre la inspiración. Aquí  se activan todos mis sentidos,  el plato es el lienzo, la cuchara mi pincel y cada ingrediente un color con el que he llenado mi vida.

El relato de una historia suele empezar por el principio. Pero  a mi me gustaría  empezar por el presente. Me encuentro en un momento en el que siento que aún tengo muchos ingredientes que añadir a mi vida, muchos colores por descubrir.

Actualmente, estoy trabajando como chef ejecutivo en Fuentepizarro, Regentado por mi gran amigo Pepe Rodríguez. Allí imprimo en mi labor las mismas reglas que me he impuesto en la vida: concentración, precisión, dedicación y mucha pasión. Estos son los ingredientes básicos que aderezo junto con un equipo humano excepcional. Solo así se puede firmar con éxito más de 200 eventos gastronómicos al año.

No puedo obviar, que mi trayectoria profesional se dibuja gracias a personas que han confiado en mí, gracias a restaurantes que en su día me brindaron una oportunidad y gracias a maestros y amigos que me siguen inspirando cada día. Como Pepe Rodríguez, estrella Michelín, que apostó por mí hace ya mucho tiempo, en el año 2006: “Me gustaría tenerte conmigo en El Bohío conmigo” esas fueron sus palabas.

Mi paso por El Celler de Can Roca, fue una gratificante experiencia que nunca olvidaré. Junto con los hermano Roca toque todas las notas, elaborando platos de todo tipos. Interpreté los variados instrumentos gastronómicos, pero hacía tiempo que ya sentía predilección por la elaboración de platos que llevarán como estrella principal  la carne, experiencia que fui profundizando en los platos castellano- Manchegos de Las Rejas, Restaurante de Manuel de La Osa, con quien tuve también el placer de trabajar.

Las llaves de la creatividad gastronómica me las entregaron mucho antes, en la cocina del Restaurante Nelia de Cuenca. Allí conseguí mi primer empleo y aprendí a trabajar las piezas de caza. Gracias a la Oportunidad que me brindaron descubrí mi vocación. Era el año 1999.

Hoy, con 36 años, tengo la gran suerte de haber alcanzado éxitos profesionales y recogido algunos premios, y el haber cumplido el sueño reciente de ser una estrella gastronómica mediática, formando parte de un concurso de televisión donde se puso a prueba mi talento, mi creatividad y, sobre todo, el compromiso que tengo conmigo mismo y con mi profesión. Fue y ha sido un momento de mi vida que no cambiaría por nada, donde encontré gente maravillosa y retos inolvidables.

Mi chaquetilla de Top Chef ahora está colgada. Vuelvo a los orígenes para seguir evolucionando. Vuelvo a recordar que aparqué mis estudios de electrónica para entrar a trabajar en un restaurante y así poder comprarme mi primera moto. Vuelvo a ser consciente de que en mi pequeña cocina cabe todo lo que yo quiero………. familia, amigos, ilusiones, sueños, retos, logros, pasiones………. realidades y fantasías.

Hoy gracias a que conservo mi esencia soy capaz de seguir creando con exquisita delicadeza y revolucionaria pasión.

Toni

2 comentarios
  1. Esther Gordillo Carretero
    Esther Gordillo Carretero Dice:

    Hola Toni. Nos conocimos ayer, soy la psicóloga “positiva”, comenzaste ha hablarme de tu página y hoy por curiosidad, y por que no seguí profundizando en la conversación, y por que te fuiste pronto o sin decir adios, he querido conocerla y saber de ti. Me encanta tu página.Pero sobre todo la sensibilidad y la sencillez con la que escribes. Mucha suerte, y ójala nos volvamos a ver. Un saludo, Esther.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *